Ritmo y tiempo de narración fílmica

Ritmo

Es la impresión dinámica dada por la duración de los planos, las intensidades dramáticas y, en último caso, por efecto del montaje. Sin embargo, el ritmo del cine es ritmo visual de la imagen, ritmo auditivo del sonido y ritmo narrativo de la acción.

El ritmo se crea con la duración material y psicológica de los planos. Según cual sea la duración de los planos, el film tendrá un ritmo u otro. Motivos cercanos piden el cambio rápido del plano, porque se capta rápidamente lo que contienen; el contrario pasa con planos que presentan motivos lejanos.

Los planos de duración más larga crean un ritmo lento. Se pueden obtener efectos de aburrimiento, monotonía, miseria material o moral de un personaje, ambientes contemplativos…

Los planos de corta duración crean un ritmo rápido. Se pueden obtener efectos de impresión de gran actividad, agilidad, de esfuerzo, de ambiente de tragedia fatal, de choque violento…

Por lo que respecta a la escala, la capacidad de asimilación del espectador hace que los planos generales hayan de tener una duración más larga que no los primeros planos.

El ritmo de un film también está supeditado a la dinámica del movimiento, tanto por parte de la cámara como de los elementos representados.

No obstante, normalmente en un film el ritmo varía en función del tema o del dramatismo de las escenas. El equilibrio en la duración de los planos se ha de mantener con una cierta lógica en cada secuencia, pero no forzosamente a lo largo de todo el film.

Con los elementos visuales encuadrados. La combinación de los diversos planos pueden acelerar o retardar el ritmo. 

Una sucesión de primeros planos produce un ritmo de gran tensión dramática.

   

na sucesión de planos generales con imágenes amplias y luminosas dan una sensación de optimismo, al contrario que si se trata de imágenes con grandes sombras que producen tristeza.

 

Un paso de plano general a otro de más cerrado puede producir una aceleración del acontecimiento gracias al aumento de tensión que ocasiona.

Lo contrario, de planos cortos a largos, puede producir tanto un efecto de hundimiento como el de calma.

Los movimientos de cámara colaboran en crear dentro de un plano un movimiento, que quizá la misma escena no tiene.

La composición interna de las líneas del encuadre puede provocar una modalidad propia en el ritmo del montaje.

Clases de ritmo:

Analítico: Planos cortos y muy numerosos; es un ritmo rápido que se traduce en dinamismo, dramatismo, actividad, esfuerzo…

    • Sintético: Planos largos y poco numerosos; resulta un ritmo lento, puede expresar sensualidad, monotonía, poesía…
    • “In crescendo”: Planos cada vez más breves (tensión, dramatismo); planos cada vez más largos (relajación, serenidad).
    • Arrítmico: Los planos son breves o largos, sin tonalidad especial. A veces cambian repentinamente aportando sorpresa.

 

 

 

 

Ritmo perceptivo y ritmo conceptual:

 

Para que percibamos como un grupo la sucesión de los distintos momentos, la duración que los separa debe ser bastante breve y tiene como límite aproximado el tiempo que alcanza nuestra memoria a corto plazo porque, en caso contrario, aunque podamos intelectualmente comprender cual es la estructura de la serie, no lograremos producir el efecto de ritmo en el sentido que aquí lo entendemos. Por ejemplo, si escuchamos un golpe de timbal y el siguiente tarda doce horas en producirse, el siguiente 6 horas, el siguiente 3 horas, etcétera, podemos tener una idea de que los golpes tardan cada vez menos, incluso con un reloj podemos llegar a comprender intelectualmente que existe una aceleración uniforme, pero no podemos sentir la sensación de ritmo que nos arrastra con algunos redobles de timbal. Luego esa sucesión de elementos separados temporalmente de una manera determinada y que se repite una y otra vez tiene un límite impreciso pero evidente en cuanto a la separación temporal entre elementos porque no es lo mismo la aprehensión intelectual que la percepción. Esta última ligada a la memoria a corto plazo que han estudiado los psicólogos y que es la que nos permite recordar durante unos breves segundos un número de teléfono que nos han dado. Es evidente que sólo una parte de lo que somos capaces de recordar en esos primeros segundos pasa a formar parte de la memoria a largo plazo que es de un tipo distinto. Esa memoria a corto plazo forma la experiencia de lo que concebimos como presente, es decir, de la percepción, de la experiencia directa del mundo. A veces, el presente es concebido como un punto a lo largo de una línea que carece de dimensiones, que es algo así como el límite entre el futuro y el pasado pero carece de toda temporalidad medible, sin embargo yo creo que la experiencia nos indica que el presente sí tiene dimensión temporal, no por breve menos real, que va de un surgimiento incesante al desvanecerse inmediato como una estela que se pierde en el pasado del olvido o la memoria de largo plazo. En nuestra experiencia conviven esos instantes simultáneamente.

 

 

 

 

 

Tiempo de narración fílmica

 

 

Frente a la narración literaria, la narración fílmica es altamente mimética, reposa grandemente en la mostración directa de los hechos, apela más a la percepción audiovisual directa que a la evocación imaginativa de la palabra. Consecuentemente, la narración fílmica se presta más a la acción y sobre todo a la acción interactiva entre personales. Tiene dificultades para la presentación de estados interiores, para jugar con los matices evocativos de la palabra hablada. Lo visual es de una contundencia que subordina los otros factores perceptivos.

 

Una narración, fílmica o de cualquier índole, es una representación del tiempo. El tiempo de las acciones es representada en una narración que también opera en el tiempo. Para entendernos mejor, tenemos dos niveles de tiempo, un nivel de significante, el tiempo de la narración, y un nivel de significado, el tiempo “original” de las acciones representadas. Entre estos niveles puede existir coincidencia (linealidad) o discontinuidad (asincronicidades). La forma más usual de asincronicidad es el flash-back, retroceso en el tiempo. También es importante tener encuenta los siguientes conceptos: flash forward (atisbo del futuro), tiempo circular (se comienza donde se termina), in-media-res (comienzo con la acción a medias), historias paralelas (cuando fluye más de una línea narrativa).

By trabajoparatic

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s